Planeación, lo esencial para la fotografía de bodas

La planeación es esencial. La manera más rápida de convertir el día especial de los novios en un desastre, es no tener nada planeado. Si deseas ser fotógrafo de alguna boda, necesitas invertir mucho tiempo en planear el día. Aquí algunas cosas que necesitas planear.

La planeación, esencial para la fotografía de bodas

 

El contrato

Decir que traerás tu cámara a la boda de un amigo es una cosa, pero si ellos confían en ti para tomar las fotografías más importantes de la boda. Lo mejor que puedes hacer es convertirlo en algo más formal redactándolo. Este contrato no necesita ser algo legal. Puede ser una simple carta donde la pareja declara que aceptan que tú tomarás las fotos del evento.

Claro, si deseas que sea formal, al documento deberás anexarle los términos y las condiciones, como un contrato formal.

El pago

Una de las paretes esenciales de la planeación, es el pago. A menos que las fotografías que tomarás sean alguien de la familia o para algún amigo cercano, deberás platicar con la persona sobre el pago que involucra tu tiempo y las fotos.

Si no tienes idea de cuánto cobrar, considera los gastos que vas a tener, como el viaje o si necesitas alojarte en algún hotel, además del tiempo que le dediques al trabajo, desde la planificación y la sesión, hasta la edición. También puedes recurrir a darle un vistazo a los precios de la competencia, para darte una idea.

Tipo de captura y estilo

Antes de que quieras entrar directamente en el trabajo, necesitas considerar la apariencia y el estilo de las fotografías que la pareja desean tener. Dale un vistazo a tantos libros, revistas y bancos de imágenes puedas para tener una idea de qué tipo y estilo de fotografía puedes ofrecer y lograr.

Ubicación

Haz una pequeña investigación sobre dónde tendrá lugar la boda e intenta visitar el recinto para poder mirar todos los espacios. Esto te ayudará a encontrar los mejores lugares para tomar algunas fotografías grupales o más íntimas entre la pareja o con su familia.

Lista de fotografías

Incluso si tienes una idea de lo que vas a fotografiar ese día, los novios tendrán al menos alguna idea de imágenes específicas que ellos quieran. Trabaja con ellos para crear una pequeña lista de los momentos principales que ellos quieran capturar. Esto te facilitará más el trabajo del día y te permitirá saber qué ya has fotografiado ese día.

Horario

No importa si será una pequeña o una grande boda la que vas a fotografiar, necesitas tener marcado el día del evento en tu itinerario. Trata de tener marcado esto mucho antes para saber en dónde y cuándo debes presentarte.

En este tipo de eventos, es muy raro que empiecen según lo estipulado, pero siempre debes estar un paso delante, y así, no llegar apresurado o sin contratiempos al evento.

Sesión previa

Antes del día del evento, es muy común que los novios y el fotógrafo se reúnan. Esto para acostumbrar a la pareja al fotógrafo y practicar algunas poses juntos.

Esto puede ser en algún estudio, en algún punto de reunión establecido o incluso en la casa de los novios. Y, aunque se trata de conocerse un poquito más, a veces pueden obtenerse fotografías naturales e increíbles.

 

Una vez que tengas todo planeado para el evento que te hayan contratado, no habrá de qué preocuparse.

Sólo recuerda seguir tu planeación al pie de la letra y no tendrás algún contratiempo. Ni crearás el desastre que los novios no desean tener.

Comparte a través de tus redes sociales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *